Cómo reclamar los gastos de cancelación de una hipoteca

Cómo reclamar los gastos de cancelación de una hipoteca

Si has decidido cancelar tu hipoteca de forma anticipada, es importante que sepas que podrías tener derecho a reclamar los gastos de cancelación que hayas tenido que asumir. Estos gastos pueden incluir la comisión de cancelación anticipada de la hipoteca y otros costes derivados como la gestión del levantamiento de la hipoteca en el registro de la propiedad o la notaría.

Para poder reclamar estos gastos, es importante que primero entiendas cuáles son tus derechos y cómo proceder para presentar la correspondiente reclamación.

Derechos del consumidor en caso de cancelación de hipoteca

La regulación española contempla diversas normas para proteger los derechos de los consumidores en caso de cancelación de hipoteca anticipada. En este sentido, el artículo 1911 del Código Civil establece que aquella persona que incumpla su obligación de cumplir con el contrato, deberá indemnizar a la otra parte por los daños y perjuicios causados.

Por otro lado, la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario establece que la entidad bancaria solo puede aplicar la comisión de cancelación anticipada si esta ha sido estipulada en el contrato, y siempre que se cumplan determinadas condiciones establecidas por la normativa. En este sentido, se especifica que la comisión no puede superar el 0,5% del capital pendiente durante los cinco primeros años y el 0,25% a partir del sexto año. Además, la Ley fija que la entidad bancaria debe proporcionar información clara y comprensible sobre estas comisiones en el momento de la contratación.

Procedimiento para reclamar los gastos de cancelación

Si consideras que tienes derecho a reclamar los gastos de cancelación anticipada de tu hipoteca, es importante que sigas los siguientes pasos:

1. Realiza una revisión detallada de los documentos relacionados con la hipoteca, incluyendo los contratos de hipoteca, las escrituras públicas y las facturas que acrediten los gastos de cancelación.

2. Presenta una reclamación por escrito a la entidad bancaria solicitando la devolución de los gastos correspondientes, alegando que estos no se corresponden con los servicios realmente prestados.

3. Espera a que la entidad bancaria conteste tu reclamación. En caso de que la respuesta sea negativa o no satisfactoria, podrás acudir al Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria en cuestión.

4. En caso de que la solución no se alcance a través del Servicio de Atención al Cliente, podrás presentar una reclamación formal en la estatal Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), y si esto resulta infructuoso, podrás recurrir a la vía judicial.

Ejemplos de casos prácticos

A continuación, te presentamos algunos ejemplos de casos prácticos reales en los que se ha conseguido reclamar los gastos de cancelación anticipada de una hipoteca:

– En uno de los casos más sonados en España, el Tribunal Supremo emitió una sentencia en el año 2015 en la que declaraba nulas las cláusulas de gastos de cancelación anticipada de una hipoteca. En este caso, se trataba de una cláusula que imponía al consumidor el pago de todos los gastos en caso de cancelación anticipada, incluidos los de notaría, gestoría y registro de la propiedad.

– También han habido sentencias en las que se ha declarado la nulidad de la cláusula que establecía una comisión de cancelación anticipada del 1% del capital pendiente, aunque este valor superaba el límite establecido por la ley.

– En un caso más reciente, un juzgado de Santander declaró la nulidad de una cláusula que establecía una comisión de cancelación anticipada del 2% del capital pendiente y obligaba al consumidor a asumir todos los gastos derivados de dicha cancelación.

En conclusión, si has cancelado anticipadamente tu hipoteca, podría haber posibilidad de reclamar los gastos de cancelación que hayas tenido que asumir. Para conseguirlo, es importante que conozcas tus derechos y sigas el procedimiento adecuado. En caso de necesitarlo, puedes contactar con un experto en reclamaciones bancarias o un abogado especializado a fin de que te asesoren en este proceso y puedas defender tus derechos.